Employee Advocacy: tus colaboradores como embajadores de marca

El término Employee Advocacy es muy común hoy en día. Transformar a nuestros colaboradores en embajadores de marca es una estrategia llena de beneficios, tanto para la cultura organizacional como para nuestra imagen y reputación corporativa. 

Seguramente ya escuchaste hablar del “employee advocacy” o los “employee advocates”, ya que esta tendencia ha cobrado mucha fuerza en los últimos años. Este término se usa desde el departamento de marketing hasta el de recursos humanos. 

Pero, ¿de qué se trata específicamente? Básicamente, el “employee advocacy” tiene como premisa el considerar a nuestros colaboradores como pieza clave en procesos de atracción de talento, estrategias de marca y ventas. 

El auge de esta tendencia se debe, como muchas otras cosas, al crecimiento de las redes sociales y canales de comunicación vía internet, espacios donde la nuestras voces son amplificadas si sabemos construir el mensaje de forma adecuada. 

Algunas estadísticas presentadas por Hootsuite ponen en manifiesto el impacto del “employment advocacy” en la organización:

  • Casi el 86% de los colaboradores que participan en un programa como embajadores de marca dicen que ha tenido un efecto positivo en sus carreras profesionales.
  • Según LinkedIn, nuestros colaboradores pueden llegar a tener  10 veces más de seguidores que la propia empresa.
  • Aquellos que buscan trabajo afirman que los colaboradores actuales de la empresa son la fuente de información más fiable sobre la misma. 

Si ya te decidiste a implementar esta estrategia, ¿por dónde hay que empezar? En principio te sugerimos crear una sinergia entre los departamentos de marketing y recursos humanos para poder trazar una estrategia en conjunto y emitir una convocatoria o bien seleccionar a los colaboradores clave para esta iniciativa. Algunas de las estrategias que puedes poner en marcha son:

  1. Difusión de contenidos organizacionales en los perfiles personales de los colaboradores
  2. Involucrar a los integrantes de la organización de forma activa en eventos organizacionales en campo: talleres en universidades, exposiciones, conferencias, etc.
  3. Mayor implicación en los procesos de selección de talento y onboarding
  4. Destacar “bright spots” o experiencias únicas que nuestros colaboradores han tenido en la organización a través de redes sociales y otros productos de marketing.

Recuerda que cada organización tiene necesidades distintas, de ahí la importancia de personalizar tu estrategia de “employee advocacy” de acuerdo con tu misión, visión y valores.

Leave a Replay

Acerca de mí

👩🏻‍💻Consultora en Marketing Digital y Emprendimiento
😎Coffee Drinker de La Carcacha
🦉 HootAmb para Hootsuite
Un ☕️ al día, la llave de la alegría.

Entradas recientes

Suscríbete a mi boletín